OCMA propone ante la Junta Nacional de Justicia la destitución de un Juez de la Corte Superior de Justicia de Tumbes.

También le impone sanciones de suspensión en el cargo por otras faltas.

10 enero, 2020.

Redacción: Prensa OCMA

La Oficina de Control de la Magistratura del Poder Judicial (OCMA-PJ), presidida por la Mg. Mariem V. De La Rosa Bedriñana, resolvió proponer ante la Junta Nacional de Justicia (JNJ), la destitución del Juez del Segundo Juzgado de  Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia de Tumbes, Edwin Anselmo Cohaíla Nina, por incurrir en falta muy grave y, a la vez, lo sanciona con dos suspensiones temporales por seis (6) meses por otros cargos cometidos durante el ejercicio de sus labores jurisdiccionales.

Destitución
En la investigación disciplinaria se determinó que, el citado magistrado con su actuación infringió su deber de mantener una conducta intachable, en razón que en junio de 2019, fue intervenido por miembros de la Policía Nacional, cuando conducía su vehículo con visibles signos de haber ingerido bebidas alcohólicas, lo cual fue aceptado por él en su declaración; hecho que fue de conocimiento público.

Suspensiones temporales por seis meses.

El Juez Cohaíla Nina, en julio de 2018, incurrió en responsabilidad disciplinaria por no impartir justicia con razonabilidad y respeto al debido proceso, al declarar fundada sin una debida motivación, la cesación de prisión preventiva seguida en contra de un funcionario que afrontaba un proceso por el delito  de Colusión Agravada en agravio del Estado (Gobierno Regional de Tumbes), tramitado en el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de ese distrito judicial, despacho a su cargo que luego ordena la comparecencia con restricciones del procesado; y quien a partir de esa fecha estuvo prófugo de la justicia.

Otra suspensión impuesta al magistrado Cohaíla Nina es por la infracción a su deber de no resolver con sujeción a las garantías del debido proceso, ya que cuando laboraba como Juez del Juzgado de Investigación Preparatoria de Inambari –Mazuko- de la Corte Superior de Justicia de Madre de Dios, dispuso sin debida motivación la cesación de prisión preventiva en favor de una ciudadana procesada por el presunto delito de trata de personas, declarándola fundada y ordenando mandato de comparecencia restrictiva; y otra cesación de prisión preventiva en favor de dos (2) procesados por el presunto delito de violación sexual de una menor de edad, dictándoles para ellos comparecencia restringida. 

En esta última investigación, también se sanciona con suspensión de tres (3) meses al magistrado de Wilmer Quiroz Calli, Juez del Juzgado de Investigación Preparatoria de Inambari –Mazuko- quien declaró fundada la cesación de prisión preventiva de una ciudadana procesada por el presunto delito de trata de personas sin la fundamentación correspondiente, lo cual denota una infracción a su deber de no resolver con sujeción a las garantías del debido proceso. 

 

Lima, 10 de enero -  2020